jueves, 28 de noviembre de 2013

Riego automático sin grifo

Tras varios intentos fallidos sobre el tema del riego automático he acabado con este tan especial. El principal problema con el que me encontraba es que no dispongo de grifo en la terraza, con lo cual los sistemas de riego automático convencionales quedaban descartados.
En algún lugar de Internet descubrí que alguien lo había intentado con unos "goteros" que simplemente son esos equipos de intravenosas que ponen a los enfermos en los hospitales.
Buscando y buscando al final los conseguí en un tienda especializada de ortopedia. He comprado solamente uno, que por cierto me ha costado 2,14 € ,  porque no quería arriesgar no fuera que el invento al final no diese resultado. Y nada más lejos, va perfecto. Y lo bueno es que la frecuencia del goteo es regulable de una manera muy precisa.



El tema del depósito lo solventé comprando uno de esos cubos rectangulares que venden para los pintores, esos donde impregnan los rodillos. Es ideal, pues también se puede colgar de las dos agarraderas de que dispone. En mi caso no ha sido necesario, como tengo una estantería justo encima del sitio donde quiero poner el riego gota a gota no ha sido necesario.
Estos cubos tienen una capacidad, por lo menos el que yo he comprado, de 16 litros de agua y es muy fácil llenarlo cuando esta vacío. Por ahora y como estoy a prueba no se cuanto tiempo puede durar esta cantidad hasta tener que llenar de nuevo el cubo.
De todos modos contemplo la posibilidad de poner otro cubo al lado e igualmente observo que de cada cubo puedo sacar dos o incluso tres "goteros". Aquí os dejo un vídeo para que veáis la simpleza y lo económico del sistema

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar con tus comentarios